No está muerto lo que yace eternamente

1923 - Julio

El caso del rodaje inmortal

Estudios.jpg

Ha pasado más de un año desde la desaparición de los primogénitos varones de los supervivientes de la 2ª Compañía, y el hilo de las pesquisas de nuestros investigadores no les ha llevado a ninguna parte. Sin embargo, la vida sigue, y va a proporcionarles nuevos aventuras y misterios que resolver.

A través de Nora Charles, una chica bien de la alta sociedad con cierta tendencia a meterse en líos, cuando líos implica tumbas con más de 500 años de antigüedad, a la que el doctor conoce por su contacto habitual con el departamento de arqueología de Columbia, les llega una petición de ayuda de una tal Srta. Rebecca Harron.

La Srta. Harron es sobrina del actor cinematográfico Robert harron. Recientemente, ha llegado a su conocimiento que unos estudios de Nueva York están rodando una película titulada “Sin un centavo en el bolsillo” protagonizada por su tío. Lamentablemente, eso es imposible, dado que su tío lleva muerto 3 años, por lo que piensa que o bien es un fraude en el que intentan utilizar el nombre de su difunto tío para promocionar la película, o bien es una película rodada por su tío antes de morir, que ahora pretenden distribuir sin pagar los derechos pertinentes a sus herederos.

Ante las preguntas de los ivestigadores en relación al motivo por el cual no acude directamente a la policía, la Srta. Harron les informa de su tío murió de forma poco honorable: se suicidó. En su momento, se consiguió ocultar a la prensa este dato y no le gustaría que las pesquisas policiales destaparan el escándalo. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Greenwood en Nueva York.

Dados los contactos que tiene Nora en el mundillo del cine, deciden comenzar investigando los rumores sobre “Sin un centavo en el bolsillo”. Tras pasar la noche en varias fiestas, sus contactos le confirman que efectivamente, se comenta que los estudios Middlewood están de nuevo en funcionamiento y están rodando una película titulada así, con Robert Harron, Olive Thomas, Arthur V. Johnson y Anna Held.

Por lo visto, los estudios Middlewood llevan cerrados casi 10 años, debido a un accidente grave que supuso indemnizaciones millonarias, y hace tiempo que nadie ve a su dueño, Marc Johnson.

Los investigadores contactan con la Srta. Harron para que les acompañe al cementerio donde está enterrado su tío, para pedir que se le facilite el acceso al panteón familiar. Como trabaja en un banco, les dice que no podrá acompañarles hasta esa tarde, por lo que deciden utilizar la mañana para consultar en la hemeroteca algunas revistas cinematográficas y conseguir más datos de los 4 supuestos protagonistas de “Sin un centavo en el bolsillo”.

Tras varias horas, descubren que los 4 han fallecido en los últimos años (entre 1916 y 1920) y excepto Arthur V. Johnson, que fue enterrado en Philadelphia donde falleció, todos ellos están enterrados en Nueva York.

Deciden visitar el Cementerio Woodlawn del Bronx donde está enterrada Olive Thomas y el Cementerio Gate donde está enterrada Anna Held, además de los estudios Middlewood.

Tras apretarle las tuercas al guarda del Cementerio Woodlawn y ofrecerle una compensación monetaria razonable, les dice que el día 22 de julio, dos tipos con un sedán negro le pagaron 2000 $ para que les permitiese entrar en el panteón de Olive Thomas. Respecto al hombre que le pagó sólo puede indicar que tenía los ojos muy azules, pero al menos, les proporciona la matrícula del sedán.

En el Cementerio Gate of Heaven de Hawthorne, averiguan que el día 24 de julio un hombre con los ojos muy azules estuvo preguntando por la tumba de Anna Held. En las inmediaciones de la tumba, hay marcas de neumáticos y el guarda del cementerio les confirma parte de la matrícula del coche.

Por la tarde, acuden al Cementerio Calvary donde está enterrado Robert Harron, acompañados de su sobrina. De nuevo, el guarda les indica que dos tipos, uno de ellos con los ojos muy azules, estuvieron allí el día 23 de julio. Llevaban un sedán negro y lo que recuerda de la matrícula coincide con los datos de que disponen nuestros investigadores. Al acceder al panteón, descubren que lápida ha sido movida y que el ataud no está en su interior.

La Srta. Harron, visiblemente afectada por el robo del cuerpo de su difunto tío, les pide que solucionen también este asunto a la mayor brevedad posible.

Al día siguiente, el sargento decide averiguar en el registro a quien pertenece el vehículo cuya matrícula obtuvieron el día anterior en el cementerio, y descubre que pertenece a una agencia de alquiler de coches de un tal Stan Cartwright.

Una vez localizada, consigue ver el libro de registro en un descuido del encargado, y comprueba que fue alquilado por Marc Johnson, el dueño de los estudios Middlewood. Para poder investigar el vehículo más a fondo, decide alquilarlo: Los neumáticos todavía tienen restos de tierra, así como el maletero, donde encuentra también un jirón de tela blanca y restos de piel seca.

Por otra parte, intentan localizar a Marc Johnson en los estudios Middlewood, pero el guarda del recinto, que tiene un aspecto bastante abandonado, les dice que no está en su despacho y que no suele ir mucho por allí. Intentan que les diga donde vive, pero no lo sabe, y deciden volver por la noche para ver si pueden colarse y averiguar algo más.

Por la tarde, intentan contactar telefónicamente con los familiares de los otros actores cuyos cadáveres han desaparecido, aprovechando los contactos de Nora con un agente cinematográfico:

- La actriz Florence Hackett, viuda de Arthur V. Johnson, está de viaje por europa, por lo que no pueden localizarla de momento.

- Liane Carrera, productora e hija de Anna Held, no quiere tener nada que ver con cualquier cosa relacionada con su difunta madre, con la cual mantuvo una relación bastante tensa.

- El actor Jack Pickford, viudo de Olive Thomas, vive en Nueva York. Se hacen pasar por productores interesados en negociar con él de cara a una futura película, y él accede a recibirles a última hora de la tarde, dado que lleva previsto salir de viaje al día siguiente y todavía tiene preparativos pendientes durante el día.

Cuando acuden a casa de Jack Pickford, les abre la puerta él mismo alegando que los criados tienen el día libre. Tiene mal aspecto, como si no hubiera dormido en varios días, y parece muy nervioso. A pesar de las ojeras, les llaman la atención sus ojos increiblemente azules.

Les hace pasar al salón, y mientras atiende sus preguntas, se oye un ruido de cristales rotos en el piso de arriba. Los investigadores suben corriendo tras Jack y le encuentran con una mujer de mirada vidriosa y movimientos rígidos, que está intentando morderle en el cuello, mientras él grita: ¡¡¡No, Olive, no!!!

Tras separarlos, la mujer se da a la fuga a través de la ventana. Cae al suelo desde un primer piso y a pesar de ello, se aleja corriendo por el callejón del lateral de la casa. No consiguen alcanzarla, pero en el suelo del callejón, junto a las manchas de sangre que ha dejado en su huída, encuentran un papel con una lista de nombres:

- William Hamblin
- Michael Tice
- Shannon Appel
- Lucy Simmons

A Nora, que se mueve bastante en el ambiente de la farándula, le suenan todos ellos: son actores y actrices de cine bastante conocidos en los últimos años.

También encuentran un jirón de tela blanca en los restos de la ventana que coincide con la que había en el maletero del coche. En el cuarto están las maletas preparadas de Jack Pickford y un sobre con 1200 $, que confirman que efectivamente pensaba salir del país. Y en el escritorio hay una foto de su difunta esposa, a la que reconocen como la extraña atacante.

Después de que el doctor le cure a Pickford el mordisco y le estabilice, llaman a la policía y a una ambulancia, que le traslada al hospital, donde les confirman que su vida no corre peligro pero que permanece en coma, sin que los médicos sepan exactamente por que. La policía lo considera un intento de robo fallido con fuerza, pero nuestros investigadores saben que ha sido algo más.

Tras colarse con bastantes dificultades en los estudios que están rodeados por una valla de 3,5 metros de altura, trepando a pelo, consiguen entrar en uno de los edificios de grabación, donde encuentran una camara, tres decorados de interiores y varias prendas de ropa nuevas.

Deciden volver a la noche siguiente con ganzuas para abrir la puerta del despacho de Johnson y con un plan para librarse del guarda, que vive en una caravana cerca de la entrada del estudio.

Nuestros protagonistas amanecen casi a mediodía después de sus intensas actividades nocturnas, y deciden averiguar más datos sobre los 4 nombres de la lista, hasta que por la noche realicen su proyectada incursión en los estudios Middlewood.

Aeródromo Roosevelt en Long Island

Comments

Aviso_a_roleantes Aviso_a_roleantes

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.